Desde que iniciamos la aventura de SOS Galgos hace ya casi 20 años hemos salvado y dado una nueva vida a más de 3.000 galgos. Desarrollamos un programa de adopción con la prioridad de que puedan dejar atrás su vida pasada lo antes posible y empiecen la que merecen en el mejor hogar para ellos, si puede ser, definitivo. 

Antes de encontrar una familia adoptiva, suele ser necesario el paso previo por una familia de acogida, con la que convivirán temporalmente hasta su adopción. Es la puerta de entrada a su nueva vida. Allí comienzan a adaptarse al nuevo entorno y es el momento en que se realiza una valoración psicológica y de comportamiento del animal para poder encontrarle la familia de adopción más adecuada a sus características.

SOS Galgos supervisa todas y cada una de las adopciones, desde el inicio hasta el final del proceso. Realizamos una entrevista previa a los interesados en adoptar y ofrecemos asesoramiento y apoyo continuado al adoptante durante el periodo de preadopción, para ayudar en cualquier problema de adaptación que pueda surgir. 

¿Quieres saber más?